Rec. Ibanez a Guidorizzi La trama segreta

    George Grosz - 1927 - Circe
    Giulio Guidorizzi
    La trama segreta del mondo. La magia nell'antichità
    Il Mulino: Milano 2015 - 242 pp. [ISBN 978-88-15-25724-6]
    Recensione di 
    Álvaro Ibáñez Chacón
    Univ. di Granada - GRiMM Trieste

     

    Giulio Guidorizzi, profesor de literatura griega y antropología del mundo antiguo en la Universidad de Turín, es, sin duda, uno de los mayores especialistas en los aspectos "irracionales" de la Antigüedad: los sueños, la locura y, cómo no, los mitos tienen un puesto destacado en el concepto de "irracionalidad" y son parte inseparable de la celebrada "racionalidad" griega, formando las dos caras de una misma moneda, y es precisamente en la "cara oscura" del imaginario heleno donde se instala de lleno la magia, aunque hoy en día está más que demostrada su práctica real, desbordando los límites de la ficción literaria y dándose en casi cualquier acción cotidiana.

     

    Tal es la estructura del libro:

    Cap. i: "La stanza buia della mente umana. Il pensiero mágico", pp. 11-28.

    Cap. ii: "La grande trama dell’universo. Principi della magia", pp. 29-49.

    Cap. iii: "Telchini, Cureti e altri stregoni. La magia delle origini", pp. 51-77.

    Cap. iv: "Ascoltami, Ermes. La magia dei legami", pp. 77-99.

    Cap. v: "La signora dagli acutissimi strali. La magia d’amore", pp. 101-121.

    Cap. vi, "Accompagnati dall’invisibile. Omero magico", pp. 123-147.

    Cap. vii: "Libera nos a malo. Purificatori e sciamani", pp. 149-168.

    Cap. viii: "Cialtroni o sapienti? Fisionomia del mago", pp. 169-185.

    Cap. ix: "Circe, Medea e le altre. Maghe e fattucchiere", pp. 187-205.

    Cap. x: "Dal buio della terra. Necromanzia", pp. 207-227.

              Como puede observarse, desde los recónditos recovecos de la mente humana a las oscuras profundidades de la tierra, en el presente libro se analizan las principales referencias mitológicas y literarias sobre prácticas mágicas que se dan en la tradición grecolatina. Y ciertamente Guidorizzi ha centrado su estudio en la información que la literatura (eminentemente mitológica) ofrece sobre determinadas acciones divinas y humanas que ya los antiguos entendían como "mágicas" y en las que los antropólogos decimonónicos aislaron una serie de principios tales como simpatía o contacto que rigen la trama simbólica de la magia.

              Esto se proyecta en la tradición mitopóetica desde muy diferentes planos, humanos y divinos, que ya figuran en la épica homérica hesiódica: Hermes, la creación de Pandora, la caterva de ἰατρομάντεις (cap. i), las intervenciones divinas, las armas mágicas, los objetos sagrados (cap. vi), las consultas necrománticas (cap. x) y las magas fascinantes y peligrosas (cap. ix) son sólo algunos de los motivos de tradición épica que se encuentran analizados en el libro de Guidorizzi. Pero también hay lugar para otros personajes antiguos, difíciles de definir y de encasillar en un tipo concreto: Telquines y Curetes (cap. i), Coribantes (cap. viii) o el elenco de curanderos arcaicos que Dodds o Eliade calificaron de chamanes (cap. vii), todos ellos practicantes de saberes arcanos, pero sin llegar a ser considerados propiamente como "magos", pues con μάγος los griegos de la época clásica calificaban al charlatán que se aprovechaba de la credulidad de los supersticiosos (cap. viii), reaccionando contra su presencia abanderados por la razón y la lógica, como hace Edipo ante Tiresias.

              Ahora bien, desde el punto de la tradición clásica, si hay algún personaje de este universo mágico que haya sobrepasado los límites de la Antigüedad, éste es sin duda el tipo literario de la hechicera (cap. ix): seductora, peligrosa, experta en φάρμακα, en la maga mitológica (llámese Circe, Medea o, en general, tesalia) se haya la génesis del personaje medieval e, incluso, también se atestiguan en la época clásica procesos legales con estas magas - muchos siglos antes de la cacería inquisitorial -, de igual modo que sus crímenes estaban penados por las leyes romanas. Y una de sus prácticas más antiguas, censurada y temida, era la suscitación de cadáveres con fines adivinatorios (cap. x), aunque, en verdad, se encontraba regulada en determinados contextos religiosos (los νεκυομαντεῖα de Trofonio o Anfiarao, por ejemplo), y merece la pena analizar las diferencias entre ambos tipos de necromancia.

    La trama segreta del mondo no es, en realidad, una obra sobre magia stricto sensu, pues las referencias a las prácticas reales son secundarias, sino más bien un estudio sobre la magia en la mitología y en la literatura grecolatina, en cierta medida continuador y complementario del célebre Arcana mundi de Luck. No obstante, el lector podrá hallar en él infinidad de referencias y sugerentes interpretaciones con las que Giulio Guidorizzi invita a deshilvanar el entramado de las creencias mágicas de griegos y romanos, sobre todo a través de sus mitos.

     

    Álvaro Ibáñez Chacón

    Università di Granada - GRiMM Trieste